Silvia Gallego: “La paridad es una herramienta fundamental para garantizar los derechos de las mujeres”

La Pampa es una de las 10 provincias de la Argentina que aún no tiene Ley de Paridad. La ley electoral pampeana establece un cupo mínimo del 30% de mujeres para cargos legislativos y actualmente la participación de las mujeres asciende al 40%, con 13 legisladoras ocupando bancas en la legislatura provincial. Este año, diputadas de todos los bloques políticos buscan aprobar la paridad en la provincia.

Para Silvia Gallego, ex diputada provincial y referente del Partido Justicialista, “La Pampa ha sido siempre una provincia de avanzada en materia de género, que posibilitó el crecimiento y la aparición de muchísimas mujeres en espacios públicos y en espacios de poder. Con la ley de paridad, en cambio, venimos atrasados en la legislación provincial”. “Hemos logrado la ley de cupo, no sin dificultades en su aplicación, pero nos tomamos el trabajo de ser custodia durante todos estos años de la conformación de las listas y logramos que se aplicara y se cumpliera siempre. Lograr la Ley de Paridad es uno de los elementos que nos falta en la provincia y es central porque es una herramienta fundamental para garantizar los derechos de las mujeres.

Gallego conoce muy bien el ring de la política feminista. Además de diputada provincial, fue senadora nacional por La Pampa, ministra provincial de Bienestar Social, secretaria general de la Rama Femenina del PJ y en su trayectoria como legisladora impulsó diversas políticas de género en la provincia. Entre otras, es autora de la Ley Nº 1.363 de Creación del Programa Provincial de Procreación Responsable, la primera ley sobre anticoncepción del país. En este sentido, sostiene que la ley de paridad “es una materia pendiente” y que su sanción permitirá  “impulsar legislaciones y políticas provinciales que tengan como centro la perspectiva de género”.

Hacia una ley de paridad en La Pampa
A fines de 2019,  a raíz de la renuncia de la diputada provincial electa María Luz Alonso (Frente de Todxs) para asumir como Secretaria Administrativa del Senado nacional, el debate por la paridad volvió a instalarse en la provincia. “Lo que pasó fue que el Poder Ejecutivo mandó a la legislatura un proyecto de ley que trataba de manera distintas las sustituciones en caso de ocurrir vacancias en el nuevo mandato. Para nosotrxs era importante que quede en claro que esa no era una ley de paridad, sino una ley de vacancia. Y que, además, planteada como estaba planteada no respetaba ni siquiera lo que ya está en la ley de paridad nacional”, señala Gallego. Para la referente del Partido Justicialista local, el proyecto del Ejecutivo tenía varios errores. “En principio, no planteaba qué se entendía por paridad y cómo llegar a ella. Y eso es lo primero que tenés que hacer para elaborar un proyecto de paridad, porque ese es el marco que va a definir tu proyecto. Este proyecto solamente planteaba cómo actuar en caso de renuncia de una diputada, que sería una parte de una ley de paridad, pero… ¿cómo llegamos a la paridad? ¿Cómo se garantiza la representación paritaria? El proyecto no planteaba nada de eso”, explica.Frente a este contexto, las pampeanas no dejaron pasar la oportunidad y aprovecharon el debate para instalar la agenda de fondo: la necesidad de una ley de paridad en la provincia. “Ahí planteamos una serie de modificaciones tomando como ejemplo la ley nacional y proyectos previos de diputadas provinciales. Ahora estamos trabajando con nuestrxs diputadxs en ese proyecto que plantea que la paridad es 1-1 y detalla todas las posibilidades y alternativas sobre cómo deben conformarse las listas partidarias y las generales, como deben aplicarse los corrimientos, y cómo se distribuyen los cargos para poder llegar a la paridad. Al mismo tiempo, logramos el compromiso del Poder Ejecutivo de enviar un nuevo proyecto de ley de paridad que esperamos que pueda debatirse este año”, cuenta Gallego, que será parte del próximo “Encuentro provincial de Ojo Paritario: La Pampa”, un evento virtual que tendrá como objetivo analizar la situación de la provincia y pensar estrategias hacia una ley de paridad en La Pampa.

En esta ocasión, las pampeanas corren con una ventaja: la provincia tiene un Poder Legislativo unicameral que se renueva por completo junto con los cargos ejecutivos cada cuatro años, por lo que no tienen la urgencia de elecciones legislativas el próximo año. “Estamos con la tranquilidad de que no la necesitamos urgente para la elección general, pero sí la necesitamos para la definición de las internas partidarias que son este año y queremos que esas elecciones ya puedan hacerse con paridad”, señala la ex legisladora.

“La paridad es la posibilidad de que las mujeres ocupen los mismos espacios de poder que los varones en igualdad de condiciones, y que logren vehiculizar desde allí las políticas necesarias para resolver las diferencias, las inequidades y las dificultades de acceso a derechos que sufrimos las mujeres día a día. Por eso, necesitamos saldar esa deuda en la provincia”, concluye Gallego.