“Las mujeres están subrepresentadas en Tucumán”

El colectivo Ojo Paritario realizó un monitoreo transversal de la aplicación de la ley de Paridad de Género en la Argentina. Los resultados fueron positivos a niveles generales, pero la provincia de Tucumán demuestra grandes deficiencias en la materia. Entrevista con la politóloga Natalia del Cogliano, quien brindó detalles del trabajo que vienen realizando y con Lorena Ñuñez, representante de la organización en Tucumán.

Hace una semana Ojo Paritario presentó el informe anual que recopila el trabajo realizado durante este primer año del colectivo, que nació a principios de 2019 con el objetivo de observar, monitorear y controlar el cumplimiento de la Ley 27.412 de Paridad de Género en Ámbitos de Representación Política en Argentina.

El abordaje fue analizar el cumplimiento de las correspondientes leyes de paridad de género por todas las fuerzas partidarias intervinientes en la elección, el impacto de los sistemas electorales en el objetivo de la paridad en la representación, y relevar el efecto cabeza de lista en cada caso.

La politóloga e integrante de Ojo Paritario, Natalia del Cogliano, aseguró que el resultado de la Ley de Paridad en las elecciones nacionales fue “muy positivo”.

“La ley de paridad fue inauguración en el orden nacional y en nueve nuevas provincias, las cuales sancionaron leyes de paridad entre 2018 y 2019 (Chubut, Neuquén, Catamarca, Santa Cruz, Mendoza, Misiones, Formosa, CABA y Chaco). Las mismas se sumaron, de esta manera, a las pioneras Santiago del Estero, Córdoba, y Río Negro (2001-2002) y a las provincias que adoptaron la paridad durante 2016 (Buenos Aires, Salta y Chubut)” detalla el informe.

Tucumán está entre las 11 provincias que no tiene ley de paridad sino que tiene su propia ley de cupo femenino: tienen que tener sólo el 30% de mujeres de listas.

Cabe recordar que este año en Tucumán, se renovó la totalidad de la legislatura provincial (49 bancas). En el periodo anterior, había 11 mujeres (22,5%); para el próximo periodo fueron electas 10 mujeres (20,4%). O sea hubo una reducción de la representación.

“Lo que nos debemos preguntar es por qué la legislatura provincial tiene un número inferior al 30% que dicta la norma. La respuesta es porque la mayoría de las listas están encabezadas por varones. Si hay solamente, por ejemplo, tres cargos en juego y hay tres partidos políticos que, si bien pueden cumplir con el cupo femenino, las bancas serán distribuidas a los tres varones” explica la politóloga.

La especialista señala en este punto, que existe una diferencia primordial con la ley de paridad que la organización promueve. “En ausencia a una norma de paridad, la ley de cupo permite que se coloque dos varones en la cabeza y una mujer en tercer lugar”. Esto revela el motivo por lo que llegan pocas mujeres al recinto. 

Ademá hay un condimento que no se abordó en profundidad como el sistema electoral de los acoples que termina obstruyendo.

“Las mujeres están subrepresentadas con este sistema, por eso vemos como en la legislatura anterior las mujeres no superan el 25%” afirmó Del Cogliano.

“Tucumán en su historia legislativa nunca llegó a cumplir el 30% del cupo”

En la provincia se conformó Ojo Paritario Tucumán y tiene como integrante a Lorena Nuñez, una joven dirigente política que reclamó una banca en 2013.

“En el año 2013, yo reclamé la banca y así es como me fui incorporando al movimiento de mujeres políticas” señala Nuñez, que comenzó un camino judicial para reclamar la banca que dejó Silvia Elías de Pérez en la legislatura provincial e iba a ser otorgada Fernando Valdez que seguía en la lista.

Ese año Elías de Pérez iba como precandidata a intendenta, candidata a senadora y candidata a legisladora. “Cuando salió electa legisladora provincial, renunció y dejó la banca en manos de un varón. También dejó su banca de diputada y dejó a un varón para convertirse en senadora” cuenta integrante de Ojo Paritario y analiza: “O sea que ocupó todos los puestos que ocupa una mujer para después renuncia y dejar a un varón”.

Nuñez, en ese momento, apeló al Consejo Nacional de las Mujeres, a cargo de Mariana Agustina Gras, quien alertó que si la banca provincial que liberaba Elías de Pérez queda en manos de un hombre se atentaría contra derechos de las mujeres, y fue así como sucedió.

La Dra. Celia de Bono a través de Cladem, presentó un Amicus Curie a favor de los derechos políticos de Nuñez. La joven llevó el caso hasta la “conducción nacional de la Unión Cívica Radical y me dieron la razón. Cuando traje esa reclusión al comité provincial, que en ese momento presidía José Cano, él me dijo que ´habia dos bibliotecas´ desconociendo que al comité nacional”.

Foto de Ignacio López Isasmendi . 2017. La Palta

Otro caso emblemático, comenta la integrante de Ojo Paritario, es de la peronista Carolina Vargas Aignasse. “Ella siempre se presenta a todas las elecciones legislativas y termina renunciando para que asuma un varón” afirma Nuñez y sentencia: “En la provincia de Tucumán nunca, en su historia legislativa, se llegó a cumplir el 30% de mujeres ocupando las bancas legislativas”.

“Acá se da mucho el debate con respecto al tema de la suplencia, con respecto a las conformaciones de las listas. Se cumple con el requisito mínimo del 30% que exige el cupo, pero a las mujeres la hacen renunciar o tomar licencia y las suple un varón” detalla.

Monitoreo provincial

Ojo Paritario conformó un sede provincial para el monitoreo de la ley de paridad a nivel nacional pero también en busca de que la Ley de Paridad se impulse donde no exista. Allí se acercó Nuñez, pero ya militando en un espacio dentro del Frente de Todos llamado “Lxs Irrompibles”.

Se conformaron equipos con militantes mujeres de todos los espacios políticos y presentaron la Ley de Paridad, que “no fue tratada en la Legislatura y ya perdió estado parlamentario”.

Paralelamente a estas acciones, este equipo fueron recibidas por miembros de la Corte Suprema de la provincia, y del Tribunal Electoral. “La devolución que nos hicieron, tenia más que ver con la de evaluar que candidatos tenían denuncias por violencia de género pero no avanzaron sobre la cuestión de la violencia política. La junta electoral tampoco tiene una precisión clara respecto a estas cuestiones” relata la referente sobre el encuentro.

En cuanto al poder ejecutivo provincial, o sea los cargos de funcionarios públicos, no existe una ley que regule la representación de las mujeres, pero hay un 30% de las mujeres que conforman el gabinete de Juan Manzur.

A los municipios no llega ni el cupo ni la paridad, sólo hay 2 intendentas frente a 17 intendentes, o ocupan 11% de los cargos ejecutivos. En los Concejos Deliberante ni siquiera hay ley de cupos, por lo tanto por voluntad política no se cumple la representación femenina: en Tafí Viejo hay 3 concejalas frentes a 9 concejales (25%); en Concepción hay 2 concejales frente a 10 (17%); y en Yerba Buena no hay mujeres en el poder legislativo municipal.

Gabinete 2019 . Manzur

En términos generales el cupo femenino en Tucumá sólo se cumple en la legislatura y ” para la conformación de la listas” aclara.

“Desde el Ojo Paritario luchamos transversalmente para que se respete la paridad o el cupo electoralmente. Pero también luchamos por el empoderamiento de las mujeres que participan en política para que ellas conozcan sus derechos y reclamen lo suyo” finaliza Nuñez.

Fuente: La Nota de Tucumán.