“Debe respetarse el espíritu de la ley para garantizar la paridad real”

Asunción Miras Trabalón es abogada laboralista y trabaja en la Agencia Territorial del Ministerio de Trabajo de la Nación. Sus días se dividen entre el asesoramiento a trabajadorxs y organizaciones sindicales, y su militancia como presidenta de Nuevo Encuentro Neuquén. En 2019 fue candidata a diputada nacional por esa provincia, acompañando en la lista a Darío Martínez. Tras la designación de Martínez al frente de la Secretaría de Energía de la Nación, Miras Trabalón exige asumir la banca que deja libre el diputado nacional, pero Guillermo Carnaghi, primer suplente en la lista, solicitó que la Ley 27.412 de Paridad de Género sea interpretada a su favor.

“Yo considero que es mi legítimo derecho constitucional acceder a esa banca que deja Darío como primer titular porque una aplicación literal de la ley de paridad de género -es decir, en este caso aplicar reemplazos varón por varón y pasar a la lista de suplentes- viola el espíritu y la finalidad con la que fue sancionada la ley, que es llegar a una conformación de 50% de varones y 50% de mujeres”, sostuvo Miras Trabalón.

El lunes la postulante a la banca presentó una nota ante la Cámara de Diputadxs de la Nación para solicitar que se le tome juramento para ocupar la banca que deja libre Martínez. “Debe respetarse el espíritu de la ley para garantizar la paridad real. Un suplente varón no puede saltear a una titular mujer. El problema es que la ley tiene este bache en relación a los reemplazos que es que hasta que se logre la paridad efectiva, la aplicación de varón por varón siempre va a saltear a alguna mujer y a restringir su ingreso a las cámaras, y así nunca vamos a tener paridad. Si ellos siguen encabezando las listas, como ocurrió en 2019 donde la amplia mayoría de las listas de todo el país la encabezaban varones, y son reemplazados por varones cuando los llaman al Ejecutivo, ¿como podríamos nosotras llegar a ser el 50%?”, explicó Miras Trabalón. En ese sentido, recordó que hay dos proyectos de ley en la Cámara de Diputadxs, uno de Mara Brawer y otro de Cristina Álvarez Rodríguez, que establecen que, hasta lograr la paridad, ante una situación de reemplazos en la Cámara, tiene que asumir una mujer.

En estos días, Miras Trabalón recibió el apoyo de diversas figuras de la política, la cultura y el activismo feminista como Mónica Macha, presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara de Diputados, Malena Galmarini, presidenta de Agua y Saneamientos Argentinos (AySA), Lucila Crexell, senadora nacional por Neuquén, Estela Díaz,Ministra de las Mujeres, Políticas de Género y Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires; la cantante Teresa Parodi y el colectivo Ojo Paritario, un espacio plural y transversal que trabaja para fortalecer y promover la paridad en los distintos ámbitos de la sociedad.

El apoyo de Crexell toma mayor relevancia si se tiene en cuenta el precedente que sentó la apelación que presentó en 2019 para ocupar el cargo de primera candidata a senadora de Juntos por el Cambio, en reemplazo del fallecido Horacio Quiroga. Por entonces, la Corte Suprema de Justicia de la Nación, falló a favor de Crexell y tomó como fundamento el artículo 157 del Código Electoral Nacional que establece la alternancia consecutiva entre candidatxs de distinto género, incorporado por la sanción de la Ley de Paridad de Género, y el de preferencia general de candidatxs titulares sobre candidatxs suplentes, según el Código Electoral Nacional.

Consultada sobre Guillermo Carnaghi, la referente de Nuevo Encuentro Neuquén contó que habló con él en una radio y que el candidato suplente sostiene que la ley tiene que aplicarse de forma literal y que le corresponde a él asumir esa banca. “Él está apegándose a la letra estricta pero sin incorporar la perspectiva de género en la lectura e interpretación de la ley. Yo lo invite a reflexionar y le dije que espero que revea su situación porque escuche sus convicciones feministas en campaña y esperaba que las honrará en los hechos”, aseguró. 

“Espero que la misma Cámara de Diputadxs me de una respuesta en mi pedido de ocupar la vacancia. En caso contrario, voy a evaluar la posibilidad de plantear una acción judicial en el Juzgado Electoral pero confío en las convicciones de lxs compañerxs en ese sentido y en que van a respetar el espíritu de la ley de paridad. Es por la fortaleza y el espíritu de la Ley de Paridad que vamos a lograr la paridad de las cámaras. La ley de paridad es imprescindible porque las mujeres partimos de una situación de desigualdad real frente a los varones, entonces las normas deben reconocer esa inequidad y tratarnos con una discriminación positiva para garantizar y promover la igualdad de condiciones entre varones y mujeres”, concluyó Miras Trabalón.